11/11/10

SUGAR FREE


Ella se levantó despacio, con cuidado de no despertarle. Fue a la cocina y cogió una taza de leche,después de calentarla en el microondas salió con ella para observar el mar. De repente él la cogió por la espalda rodeandola con los brazos, haciendola posar la taza sobre una mesita. Cogidos de la mano bajaron a la cala de debajo de su casa. En un tono melódico él la dijo:
- Prometeme que está sera tu cala, la mía. Por muy imposible que pueda parecer...Intenta que sea para siempre.
- Lo intentaré.
Y así ambos se perdieron entre la suave arena y las olas del mar, navegando, entre los más preciados paraísos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto
EL contador del taxi para, alguien de pie limpia sus gafas junto a mi. Me recuerda mucho a ti. Publicidad en su paraguas, ganas de hablar y una mirada en un local lleno de tartas pienso en ti, pero un poco mas en mí